Mesas de verano

single-image

En el mundo existen diferentes tradiciones y costumbres en el momento de sentarse a la mesa. En Corea, por ejemplo, no se puede empezar a comer hasta que el hombre más mayor de la mesa esté servido, en Azerbaiyán añadir sal a tu plato significa querer empezar una discusión, mientras que en India se come siempre con la mano derecha ya que con la izquierda no está bien visto. Sea cual sea la tradición o protocolo, lo que es compartido por todos son las ganas de disfrutar y reír alrededor de una mesa. ¡Y más en verano! Una época que invita a compartir largas comidas, cenas y sobremesas con familiares y amigos.

Nosotros somos amantes de los detalles (eso no es novedad) por lo que disfrutamos decorando y pensando cada rincón de una mesa de verano. ¡Te contamos como lo hacemos!

Paso 1:

Escoge un bien el lugar dónde quieres empezar a crear tu mesa de verano. Define los comensales que seréis para poder valorar el espacio que necesitarás.

Paso 2:

Sigue con la elección del mantel: liso de un color o estampado (cuadros, rayas o incluso con estampados florales más atrevidos).  es importante saber qué inspiración hay detrás de tu mesa:

¿Inspiración mediterránea? Apuesta por colores lisos y materiales como el algodón o el lino.

 

 

 

 

 

Mantel nais de lino

¿Prefieres un mood más campestre? Los cuadros vichy serán tus grandes aliados.

Mantel typic

¿Igual estás pensando en algo más exótico? Las flores y los colores más atrevidos te ayudarán a trasladar a tus comensales a cualquier país lejano.

Mantel print indi

Si lo prefieres, también puedes cambiar el mantel por individuales, dónde existen infinitas opciones de estilos y formas.

Paso 3:

¡Es hora de escoger la cerámica! Desata tu imaginación combinando colores y texturas de platos y vasos, aportando un toque divertido y diferente a tu mesa. O si lo prefieres, puedes combinar mantelería lisa, combinando cerámica de colores para aportar un poco de vida a la mesa, como por ejemplo, con toques azules, consiguiendo un toque marinero. Acércate a un estilo étnico combinando tonos beige, cerámica en ocres o incluso platos y cubiertos de madera.

 

 

 

 

 

 

Tazas saphir                            Platillos ámbar                       Bowl Kala

Puedes colocar tus servilletas de diferentes maneras, como por ejemplo, colocar nombres en etiquetas y atarlas a la servilleta, personalizándola. Si prefieres darle un toque más informal, puedes introducir un centro de mesa dónde cada comensal pueda coger sus cubiertos.

 

 

 

 

 

 

Set 2 servilletas print indi                                                     Servilleteros franjas

Paso 4:

¡Decora con flores y plantas! Es verano, así que no tengas miedo en explotar al máximo los colores en tu mesa, ya que son un recurso fácil y muy veraniego para utilizar. Escoge recipientes originales combinado con flores de colores, o si prefieres, puedes optar por opciones más minimalistas, colocando una pequeña rama encima de cada servilleta.

 

 

 

 

 

Jarrón tresse                    Organizador bambú             Botella farmacia

Paso 5:

¡No olvides la iluminación! Aporta calidad y un toque especial a cada espacio. Combina tu mesa con guirnaldas de luces, velas e incluso puedes reciclar tus tarritos de yogurt, creando unas guirnaldas de luces.

 

 

 

 

 

 

Tira de luces mini globos                   Guirnalda de led               Lámpara ratán techo

Puedes crear diversidad de mesas inspiradas en diferentes temáticas.

¡Disfruta creado tus mesas de verano!

Comments

avatar
  Subscribe  
Notify of

You may like