John Lennon

single-image

Le fotografié en un viaje a Cabo Verde que realicé, como fotógrafo voluntario, para la ong Medicus Mundi Catalunya.

Le fotografié en un viaje a Cabo Verde que realicé, como fotógrafo voluntario, para la ong Medicus Mundi Catalunya.

Sucedió en la capital, Praia. Yo acompañaba a Kaká, un muchacho rasta que, eventualmente, trabajaba como guía para los colaboradores de la ong en el país. Y que, un día, al regreso del trabajo, me pidió que le hiciera el favor de tomarle una fotografía a su queridísimo sobrino.

Nos dirigimos a su casa, situada en uno de los barrios más pobres de la capital. Al llegar, Kaká gritó muy fuerte : John Lennon !!

Al punto apareció un niño – con el pelo teñido de rubio por el efecto de la alta concentración de sal en el agua del mar – y respondió : ¿sí, tío?

Viendo mi cara de estupefacción, Kaká sonrió, me golpeó en el hombro y me dijo : él es John Lennon, yo le puse el nombre y así es como se llama. Y añadió: ¿Tú crees que podría haber un nombre mejor para él?

Le respondí que no. Y fotografíe a John Lennon en el patio de su casa.

Pasados quince años, la Embajada de España en Cabo Verde me contactó y me solicitó exponer algunas de las fotografías de aquel  viaje mío al archipiélago.

Acepté con gusto. Se hicieron las copias y se instalaron en una sala de la Casa dela Cultura de Praia. Donde la gente pudo verlas durante un mes.

Asistí a la inauguración. Y, después de mi regreso a Barcelona, me llamaron para contarme que John  Lennon – ya con casi veinte años a sus espaldas – había visitado la exposición. Y que, habiéndose reconocido en la fotografía que yo le había tomado años atrás, gritó : ése soy yo y eso es mío.

Acto seguido, descolgó la copia de la pared, se la puso debajo del brazo y se marchó con ella a su casa.

Me pareció muy bien.

 

Pepe Navarro

Comments

avatar
  Subscribe  
Notify of

You may like