Joel

single-image

Para muchos jóvenes cubanos casarse con un extranjero equivale a poder dejar legalmente Cuba y probar fortuna en otro país. Esta es la historia de Joel.

Desde hace muchos años, para muchos jóvenes cubanos casarse con un extranjero equivale a poder dejar legalmente Cuba y probar fortuna en otro país. Es un anhelo tan extendido que muchos de los que lo consiguen son felicitados por los suyos. Son celebrados como triunfadores. De ellos es el futuro. Fuera de un país que quiso hacer una revolución en beneficio de todos, pero ha acabado con las esperanzas de muchos.

Cuando conocí a Joel, levantaba pesas en el portal de una casa del barrio de Centro Habana.

“Yo trabajo de modelo para una institución cubana… Vengo aquí a entrenar mi cuerpo porque en los hoteles me cuesta mucho… Así que entre nosotros mismos hemos ido coleccionando este equipo de pesas… Dentro de poco me voy para Italia… Quiero encontrar un trabajo y hacer fortuna para ayudar a mi familia… ¿Me entiendes?”

Pepe Navarro

Comments

avatar
  Subscribe  
Notify of

You may like