Fórmulas

single-image

Deberíamos ser felices. Aquello que la Humanidad lleva milenios tratando de alcanzar, parece que se ha conseguido: un grupo de matemáticos afirma haber hallado la fórmula del amor eterno. Por fin. Un sueño hecho realidad. El amor para siempre, eso a lo que todo el mundo aspira y casi nadie logra, al alcance de todos gracias a las matemáticas. Lo dicho, deberíamos ser felices.

Deberíamos ser felices. Aquello que la Humanidad lleva milenios tratando de alcanzar, parece que se ha conseguido: un grupo de matemáticos afirma haber hallado la fórmula del amor eterno. Por fin. Un sueño hecho realidad. El amor para siempre, eso a lo que todo el mundo aspira y casi nadie logra, al alcance de todos gracias a las matemáticas. Lo dicho, deberíamos ser felices.

Parece que todo en la vida resulta más fácil de resolver si somos capaces de plantearlo en forma de ecuación. Eso es, al menos, lo que afirma este grupo de matemáticos que ha realizado una investigación para el portal MSN. A partir de las encuestas realizadas a más de 2.000 hombres y mujeres, el equipo de investigación encontró los aspectos claves que determinan la duración de una relación amorosa. Después, sólo necesitaron calibrar la importancia de cada aspecto, y surgió la siguiente fórmula: L = 8 + .5Y – .2P + .9Hm + .3Mf + J – .3G – .5(Sm – Sf)2 + I + 1.5C, donde:
L: Duración prevista de la relación, en años. 

Y: Número de años que llevan conociéndose los dos miembros de la pareja antes de iniciar una relación seria.

P: Número de parejas anteriores que suman las dos personas. 

Hm: Importancia que el hombre atribuye a la honestidad en la relación. 

Mf: Importancia que la mujer atribuye al dinero en la relación.

J: Importancia que ambos atribuyen al sentido del humor (en suma).

G: Importancia que ambos atribuyen a la apariencia física (en suma).

Sm y Sf: Importancia que el hombre (m) y la mujer (f) atribuyen al sexo.

I: Importancia atribuida a tener buenas relaciones con los familiares (en suma).

C: Importancia que se atribuye a tener niños (en suma).

Como chiste no está mal. Ojalá las cosas importantes de la vida dependieran de encontrar las fórmulas matemáticas adecuadas y limitarnos a aplicarlas. Pero no es así, lo sabemos. Más bien es todo lo contrario. A medida que nuestra vida avanza, lo que suele ocurrir es que vamos descubriendo una gran verdad: no hay reglas, no hay fórmulas mágicas. Cómo conseguir el amor, cómo lograr el éxito profesional, cómo educar bien a nuestros hijos, cómo mejorar nuestro entorno, cómo lograr la felicidad… No hay fórmulas: sólo nosotros, los demás y el mundo. Pero sí sabemos algo que es fundamental, y es que la actitud cuenta. Un 10% de nuestra vida es lo que nos pasa, y un 90% es cómo actuamos ante lo que nos pasa. Con una actitud positiva y activa, estaremos empezando a lograr nuestros objetivos. Sin fórmulas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Página web aquí
8 years ago

Estoy navegando varias horas, y no he encontrdo un artículo tan interesante como el tuyo. En mi opinión, si todos hicieran tan buen contenido seria genial. Besos…

You may like