Cuatro ejercicios básicos para aprender a meditar

single-image

Ommm… Tan importante es cuidarnos por fuera como por dentro. Para ello, la meditación es una práctica perfecta. Durante la meditación,
concentras tu atención y eliminas el flujo de pensamientos confusos que te provocan estrés.
Es un proceso que ayuda a trabajar nuestro bienestar físico y emocional.

la meditación

¿Qué es meditar?

Meditar consiste en focalizar tu atención sobre un elemento concreto, sea interior o exterior, en un estado de profunda concentración. El objetivo es que liberes tu mente de preocupaciones y pensamientos repetitivos y que la ayudes a centrarse en el momento presente: el ahora.

Si nunca has meditado puede que te parezca algo complejo o incluso te genere algún miedo. ¡No te estreses! No hace falta ser un monje tibetano mega entrenado para ello. Tú puedes meditar aunque no lo hayas hecho nunca.

Consejos para meditación en casa

Hoy compartiremos contigo cuatro ejercicios básicos que puedes realizar en tu casa, en la cama, o al aire libre de manera muy, muy sencilla. Y sí, ¡eso ya es meditar! Empecemos…

1. Realiza un Body Scan

Simplemente se trata de escanear el cuerpo con la mente e ir atendiendo a las sensaciones que se perciben en cada una de sus partes. Lo ideal es que encuentres una postura de meditación cómoda que te permita relajar el cuerpo y que mantengas los ojos cerrados.

Recorre con la mente cada uno de los grupos musculares de tu cuerpo. Empieza por los dedos de los pies y sube hasta la cabeza. Presta atención a lo que el cuerpo te va diciendo. ¿Qué sensaciones percibes?

2. Medita mientras estás en movimiento

Aunque creas que solo se medita sentado en la famosa posición de loto y con inciensos alrededor, también se puede meditar en movimiento (aunque puede costarte más concentrarte). Si tienes ganas de probar este ejercicio, te recomendamos que lo hagas en contacto con la naturaleza: en el campo o la playa.

Pasea con calma y focaliza tu atención en aquello que vas sintiendo: el roce del agua sobre tus pies, el calor del sol sobre la piel, las caricias de la brisa en tu cara, el roce de las plantas en tus manos… Y analiza qué emoción se va produciendo en ti.

3. Realiza una cuenta atrás

Este ejercicio de meditación para principiantes consiste en hacer una cuenta atrás desde números elevados como 10.000 o 1.000. Puede parecer una técnica sencilla, pero es muy eficaz y ayuda a mejorar mucho nuestros niveles de concentración. Intenta hacer el ejercicio siempre que puedas en una posición de relajación y con los ojos cerrados. Es un ejercicio ideal para dejar tu mente en blanco y conciliar el sueño. Así que ya ves, el famoso truco de contar ovejitas no era más que una técnica de meditación.

4. Respira para vaciar la mente

Céntrate única y exclusivamente en tu respiración. Busca una posición relajada y no cierres del todo los ojos, mantenlos entreabiertos. Es el momento de observar tu propia respiración sin ejercer ningún control sobre ella. Presta atención a cómo el aire va entrando y saliendo de tu cuerpo. Si te invade algún pensamiento, no intentes bloquearlo. Déjalo seguir.

Meditar correctamente

¿Cómo meditar correctamente?

Como habrás visto, no necesitas más que predisposición y un espacio tranquilo para meditar, pero existen algunos de nuestros productos que pueden ayudarte a generar un entorno más agradable para meditar correctamente. Descúbrelos aquí.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

You may like