Princesa – África

single-image

Princesa.

Aunque sólo fuera por la bella claridad de tu mirada.

Por la fuerza que emana de tu capacidad de aceptarte como eres.

Por la serenidad con la que te enfrentas a todo lo que te niega la posibilidad de ser mejor.

Por la dignidad con que subsistes frente todo aquello que te desmerece.

Por tu pasiva resistencia a las lejanas comparaciones que no te importan.

Por tu capacidad de no resistirte al transcurrir de las horas de tus días.

Por todas tus horas bajo el sol pletóricas de risas y de juegos.

Por tu santa manera de encajar en el ruedo de tu vida los ángulos de tristeza y de dolor.

Por la belleza impresionante de tu humildad.

Por la aceptación en ti de la suciedad inevitable que deja restos en tu cuerpo y pinta rastros en tu cara angelical.

Por haber aprendido a prescindir de tus mayores necesidades en beneficio de tu simple subsistencia.

Por no pedir más de lo que pueden darte.

Por tu facilidad para alegrarte con muy poco.

Por querer soñarlo todo mientras la vida te siga permitiendo soñar.

 

Pepe Navarro

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of

You may like