El fotógrafo de olas

single-image

A mediados de los años 90, Dustin Humphrey, lo dejó todo por el surf. Sin embargo, el no quería navegar por olas infinitas quería captarlas tras su cámara. Tras unos cuantos años buscando olas, contrastes, contraluces, decidió construir su propio templo de surf.

A mediados de los años 90, Dustin Humphrey, lo dejó todo por el surf. Sin embargo, el no quería navegar por olas infinitas quería capturarlas tras su cámara. Su obsesión llegó hasta tal punto que transformó por completo la fotografía enfocada al surf, incorporando conceptos artísticos y dándole una visión totalmente diferente. Uno de sus grandes proyecto “Dopamina” es una ejemplo claro de ello.

 

surf_campaign

Dopamina, Dustin Humphrey

Aunque, en 1999, desapareció por sorpresa del mundo del surf sin decir palabra y se instaló en Bali, concretamente en un pequeño pueblo de playa (Canggu). Allí creó Deus ex Machina, “templo del entusiasmo”, un lugar perdido en un maravilloso rincón del mundo donde personaliza motocicletas, tablas de surf, ropa y cualquier cosa que se le ocurra. El extenso complejo, rodeado de arrozales, alberga una galería de arte, una cafetería-bar y múltiples bicicletas y tablas. Además, organiza conciertos cada semana, talleres de tatuaje e incluso de fotografía.

En este vídeo podéis descubrir este curioso “templo” y el increíble personaje que lo regenta. Seguro que, al acabar de verlo, querréis peregrinar a Deux Machina.

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of

You may like